Páginas vistas en total

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Una historia de amor

Así son las almas gemelas, así somos nosotros mismos, nos encontramos y perdemos por siempre y para siempre. Buscándonos hasta encontrarnos.
Camino por el campus de la universidad perdido en mis pensamientos cuando de pronto te veo sentada bajo un gran árbol, nuestras miradas se encuentran y en ese momento las vidas toman un giro radical. Vemos ante nuestros ojos cada momento, cada vida pasada, cada amor perdido y reencontrado que nuestras almas pasaron durante todo este tiempo.
Vuelvo a esa época lejana en la que lanzaba piedras a tu balcón durante las noches, solo para que salieras, tu padre nos mataría si supiera. Julieta necesito que bajes, que este conmigo, necesito tocarte, besarte, amarte, y hacerte feliz.
Julieta baja y te mostrare como es el mundo, nuestro mundo.
Romeo sálvame, muéstrame todo lo que quieras, llévame hasta el fin del mundo, abre esta jaula y enséñame a volar.
Y así vamos, escondiéndonos. Pero cada vez es más difícil. En un gran baile estamos y movemos nuestros cuerpos al ritmo de esa vieja música.
Julieta baila conmigo hasta que las llamas se apaguen y el amanecer  venga a buscarnos.
Romeo bailemos y que no importen las cosas que los demás dicen, en este tiempo en el que no podemos ser libres.
Mucho tiempo paso desde que tuve que alejarme mi querida Julieta, pero estoy volviendo, solo he pensado en vos desde que me fui, ahora las cosas se solucionan como si fuese el momento indicado, ahora podemos estar juntos.
¿Romeo dónde estás? ¿Por qué no has vuelto aun? Te necesito, me estoy desvaneciendo…
Julieta, por fin puedo verte, en lo alto de tu castillo, me ves y bajas las escaleras, y corres como si el mundo se acabara, yo también corro mi querido ángel.
Llegamos y ni siquiera nos detenemos, nos abrasamos y fundimos nuestros cuerpos, recuperándonos del tiempo que estuvieron separados. Oh Julieta te extrañe tanto.
Romeo jamás vuelvas a separarte de mí, promételo, júralo…
Julieta, todo está arreglado, podemos estar juntos por siempre, nada ni nadie se opone a esto, a esta historia de amor. Y juro por mi vida que jamás, jamás nos separaremos.
Julieta cásate conmigo, vive conmigo, hagamos una gran fiesta invitemos a todos, ve y elije el vestido más bello y se mi esposa.
Mi Romeo espere por esto desde el momento en que te conocí, gracias por rescatarme, gracias por salvarme, no puedo mantenerme alejada de ti mi héroe. Por siempre juntos Romeo.

Mucho tiempo después…

Vuelvo en sí y se inmediatamente que has visto la misma historia que yo, sé que has vivido la misma historia, cuando te veo se claramente que sos vos, Julieta…
Te levantas y corres hacia mí, no puedo apartar mis ojos, es imposible. Te por busque tanto tiempo.
Romeo, tu voz es apenas un susurro…
Tu aroma sigue siendo el mismo, jazmines silvestres… Mi princesa…
Sabía que no ibas a romper la promesa Romeo. Mi príncipe…

Finalmente nuestros cuerpos entran en contacto y una vez más, nuestras almas se encuentran, una vez más volvemos a tenernos el uno al otro, una vez más esta historia de amor, una vez más y por siempre Romeo y Julieta...