Páginas vistas en total

lunes, 1 de diciembre de 2014

Reflejos

Hola a todos, yo soy el reflejo de Lucas…
Cada mañana, Lucas se levanta y entra en el baño como cualquier persona normal lo haría, solo que con una diferencia...
El hace muecas, o caras, o como quieras llamarlo.
Estoy tan cansado de sus caras. Las hace por lo menos durante media hora, como si no existiera algo más importante que hacer, como si no tuviera obligaciones que cumplir. Muecas burlonas, ridículas. No tengo más remedio que imitar todas sus acciones porque eso es lo que me corresponde hacer, aunque por dentro estoy hirviendo de ira.
Él hace esto todos los días… bueno, lo hacía.
Una mañana se despertó como de costumbre, y entró en el baño.
Esa mañana, involuntariamente, agarró unas tijeras.
Esa mañana, involuntariamente, apretó fuertemente las tijeras y las alzó, Yo solo lo observaba…
…Esa mañana, totalmente en contra de su voluntad, Lucas clavó con fuerza las tijeras directamente en su ojo derecho.
Lucas gritó y gritó. Yo gritaba y gritaba, con una diferencia.
Yo no puedo imitar su dolor.
Sólo su rostro.

Porque eso es lo que soy, solo soy su reflejo…