Páginas vistas en total

jueves, 20 de noviembre de 2014

El ultimo show

El público espera por nosotros, siempre nos destacamos por esto, actuar, cantar, bailar…
Hoy es nuestro último show, luego de esto la graduación llega, el final de esta etapa, luego de esto nuestros caminos se separan para ver que hay más allá.
Cuento hasta tres y salgo al escenario, las luces me iluminan, la gente espera, miro hacia el frente y te veo, saliendo desde el otro extremo, tres segundo más y todo comienza. Cantamos, actuamos, bailamos como nunca antes.
Las notas del piano llenan cada parte del escenario y nos movemos como profesionales, esto sin duda se siente más que bien.
Más gente entra y baila con nosotros, nuestros amigos, sonrisas por todos lados, las palmas comienzan, el momento esperado llega. Cantamos y bailamos esta vez sabiendo que, será la última vez, nuestra última vez juntos…
La canción, nuestra canción, suena en cada uno de nuestros corazones, que palpitan sin parar, que se llenan de emoción, de alegría y también de nostalgia.
Nuestra canción llega al final, y nuestra actuación se convierte en la pura verdad, esa verdad que nos hace ver como en realidad somos, jóvenes en busca de nuestro futuro, pero que no quieren por nada del mundo soltar sus manos.
Miro hacia ambos lados y las sonrisas se mezclan con las lágrimas, y como por arte de magia alzamos nuestras voces al cielo, a las estrellas, al mundo, y pedimos otra canción, solo una más, un momento de felicidad más, juntos…
Cantamos la próxima canción, todos abrasados, todos riendo y también llorando.
Así que si me preguntas cual es mi parte preferida de esto, te digo sin duda que la secundaria fue lo mejor que me ocurrió, fue un cambio fue decir “Hola!” en frente de todos, fue conocer, explorar y sentir, fue crecer con personas iguales a mí, fue jamás sentirme solo, fue reír horas y horas sin parar, fue sin duda alguna lo mejor que me paso hasta ahora, y juro ante todos que no cambiaría nada de lo que pase viví…
Tomamos nuestros gorros y los lanzamos alto en el aire, para que vuelen y sigan su propio viaje, como nuestras vidas están a punto de hacer, luego el abraso más hermoso que puedas tener, las risas siguen y se hacen cada vez más fuerte, nuestro saludo grupal es infaltable, y por ultimo mirando al público que aplaude y festeja y saludar, a ellos y saber ahora que esto no es un adiós…

Esto es un hasta pronto…