Páginas vistas en total

lunes, 17 de noviembre de 2014

Solo un valle de distancia

Esto va dedicado a un chica en especial.

Que opino sobre el destino? Pienso que es algo ya escrito, pero con la capacidad de reescribirse una y otra vez, que hace que esto cambie? simple, son nuestras decisiones.

Si no me hubiese levantado aquel día de verano, si no hubiera estado con mis amigos, en ese momento, si no hubiese conocido a un chico que hoy en día es mi amigo, si el no hubiese hablado de esa extraña chica, si no hubiese tenido interés en hablarle, si no hubiese tomado ninguna de esas decisiones, hoy todo seria distinto.

La chica de la que hablo  habla conmigo todos los días, o bueno casi todos, y cada vez que hablo con ella no puedo evitar reírme o sentirme contento, me cuenta anécdotas de su vida que son dignas de recordar, o simplemente lo que hizo en la escuela o como le fue el día de hoy.

tal vez sean cosas cotidianas y pienses que pueden llegar a aburrirte, pero a mi no. Creo que la forma en que ella dice las cosas la hace especial, cuando ella habla no tiene en cuenta la ropa que lleva puesta o las personas con quien esta, no le importa si opinas igual o no, cuando ella habla con existe influencia alguna que cambie lo que dice, cuando ella habla lo hace con el corazón, y eso la hace única.
Su forma de ser también es especial, es una chica que tal vez no llame la atención de todos, tal vez pase desapercibida en un montón, pero hay quienes son capases de verla, ella tiene un brillo que no cualquier ser humano posee.
Su actitud es digna de admirar, jamas la encontraras de mal humor, y te aseguro que si te sentís triste, ella de seguro te va a sacar un sonrisa.
Pero la mejor parte de todas es verla sonreír, cuando ella sonríe el mundo parece detenerse, las nubes se van y el calor me pega tan fuerte que siento que necesito aire...  Y es mejor aun cuando ella sonríe por algo que yo digo, me hace sentir un héroe.
Su sonrisa hace que no hay tristeza, que no exista el mal estar, su sonrisa es digna de fotografías, su sonrisa es el cielo.

Ella siempre me agradece, pero el que esta agradecido soy yo, por haberme abierto las puertas a su mundo, por permitirme ser parte de el, por ser ella misma conmigo, por hacerme reir, por hacerme saber que no estoy solo. Y gracias al destino claro, por haber echo que nuestros caminos se crucen, solo que de una manera no muy común.

Si, en toda historia hay un problema, o varios, o simplemente uno muy grande, uno que abarca una distancia bastante grande.

Esta chica que parece sacada de un libro, esta increíble chica, se encuentra a nada mas ni nada menos que a 825 km o 512,63 millas de donde estoy. a unas 9 horas y 15 minutos de viaje aproximadamente.

Como dije antes, en toda historia hay algo que se interpone en el camino....